Publicado: 30 de Junio de 2016

La primera vez que coincidí con Juan Luis García, se presentó con unas croquetas de Nacho Manzano en una mano, con una copa de sidra de en la otra y con un acento que jamás pensé encontrarme en el alto del Fitu.

Para seguir leyendo esta noticia haz click aquí